digalia Y LOS DISTINTOS SECTORES PROFESIONALES / CLÍNICAS DENTALES
18 julio, 2014
RAPPORT ON LINE
22 agosto, 2014
Show all

(LOPD 15/1999)

Seguro que a todos nos suena esta Ley, la hemos usado como recurso o nos la han colado más de una vez para justificar el porqué de la no tramitación de algunos procedimientos, pero  realmente, ¿Cumplimos con las normas básicas de la propia Ley?, ¿Atendemos a las obligaciones en cuanto a la protección de datos y hacemos el uso adecuado y reserva de datos correspondientes a los usuarios de este tipo de protección?.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) establece varias parámetros para la inscripción de fichero de empresas con el fin de disponer de un control lo más adecuado posible para salvaguardar la privacidad de los datos de personas, clientes y usuarios que son incluidos en cualquier base de datos o para establecer una correcta utilización de los datos personales de cada individuo que realiza un trámite de forma privada o a través de la Administración Pública, pero en la mayoría de estos casos no se cumple o simplemente no se ejerce un trato adecuado de estos datos.

La Ley 15/1999 o Ley de Protección de Datos nos dice que cualquier Empresa o Usuario de Datos Personales de Clientes o Mediadores con la Administración Pública debe tener garantizada la utilización de estos datos personales de forma confidencial y que además deben estar protegidos de forma adecuada con el fin de no permitir la accesibilidad a esta información, bajo ningún concepto, por terceros pero estamos en disposición de poder afirmar que no en un porcentaje muy pequeño sino en multitud de ocasiones, esto no se cumple.

Todos hemos visitado algún despacho profesional en alguna ocasión y seguro que hemos podido observar documentos, certificados e impresos encima de la mesa con nombres, direcciones e incluso número de teléfono al alcance de cualquiera pero esto no se limita pura y exclusivamente a este tipo de casos. La Administración Pública es otra que a la hora de solicitar cualquier tipo de dato siempre nos contestan con la misma cantinela, ¡La Ley de Protección de Datos no nos lo permite!, pero al igual que en el caso anterior, no sólo podemos observar infinidad de mesas con documentos pendientes de tramitar con datos y observaciones, también se permiten la osadía de solicitarte fotocopias de documentos personales, cuando según la nueva Ley, esto está terminantemente prohibido